Leonardo Padura

Cine y Literatura: Las amistades peligrosas.

Leonardo Padura

Cine y Literatura: Las amistades peligrosas.

Hace unos pocos años el importante director de cine alemán Wim Wenders ( ….) afirmaba:

“Hoy en día, lo que más me llama la atención de los estudiantes y de los cineastas jóvenes es que ya no empiezan haciendo cortos sino que filman anuncios o videos musicales. Por supuesto, este hecho es consecuencia de la evolución de la industria audiovisual. Viven en una cultura con unas prioridades distintas a las de mi época. Sin embargo, el problema con los videos musicales y los anuncios, en contraposición a los cortos, es que el concepto de contar una historia se resiente mucho. Tengo la impresión de que esta generación, al trabajar con unas imágenes que poseen una función principal totalmente distinta, está perdiendo el concepto de lo que significa contar una historia. Contar una historia ya no es el objetivo principal, ni el impulso primordial. Y, aunque no quisiera generalizar, tengo la sensación de que los jóvenes directores pretenden, sobre todo, realizar algo nuevo. Sienten que deben impresionar al público con la novedad de su trabajo y, en ocasiones, un gag visual puede convertirse en razón suficiente para hacer una película. Sin embargo, estoy convencido de que el director tiene, sobre todo, la obligación de tener algo que decir: necesita contar una historia.

No he llegado a esta conclusión hasta hace poco: de hecho, cuando empecé, también me importaban un bledo las historias. Al principio, para mí, lo único que contaba era la imagen: lo apropiada que resultaba una imagen o una situación, pero nunca la historia. Era un concepto extraño. En un caso extremo, la suma de varias situaciones formaban algo que podría denominarse historia, pero nunca la consideré una propuesta, con principio, nudo y fin.

Mientras hacía Paris, Texas fue cuando sentí una especie de revelación. Me di cuenta de que la historia es como un río, y que si te atrevías a navegar por él y confiabas en el río, el barco sería arrastrado hacia algo mágico. Hasta entonces siempre había luchado contra la corriente. Había permanecido en una pequeña charca de la ribera, porque me faltaba confianza. En esa película en concreto me di cuenta de que las historias están ahí, que existen sin nosotros. En realidad, no hay necesidad de crearlas, porque el género humano las trae a la vida. Simplemente tienes que dejar que te arrastren.

Desde ese día, contar una historia se ha convertido en un objetivo cada vez más poderoso en mi aproximación al cine, mientras que hacer imágenes hermosas ha pasado a un segundo plano y, en ocasiones, incluso se ha convertido en un obstáculo. Al principio, el mayor cumplido que se me podía hacer era decirme que había creado unas imágenes muy hermosas. Si alguien me dice eso hoy, siento que el film es un fracaso”.

Contar una historia, dice Wenders, y repite, contar una historia…

Pues bien, si como dice Wenders contar una historia resulta algo esencial en el ejercicio del arte de hacer películas, todos estaremos de acuerdo en que, para hacerlo, el director debe contar con un instrumento muchas veces preterido, pero absolutamente indispensable que es el guión. La historia que va a ser contada.

Una de las grandes fuentes de historias de que se ha nutrido el cine desde sus orígenes es la literatura. Sacar de la literatura, en especial de las novelas, las historias que, con los recursos de un arte audiovisual, serán llevadas a la pantalla.

Esta relación del cine y la literatura, intensa y dilatada, ha sido también dramática, a veces incluso traumática. Mucha buena literatura ha sido adulterada por las versiones cinematográficas en su afán de encontrar sus propios medios de expresión y sus peculiares necesidades narrativas.

A través de cuatro obras de la narrativa que han sido llevadas al cine en el lapso de casi un siglo, el curso pretende familiarizar a los asistentes en las interioridades de esa relación entre el cine y la literatura que he calificado como unas amistades peligrosas.

Dos obras maestras y clásicas de la novelística del siglo XX y de la cinematografía del siglo nos servirán para entrar en el tema y comenzar su desarrollo. Dos novelas y dos filmes completamente diferentes pero con una característica común: han funcionado como literatura y también como cine.

Por un lado El halcón maltés, novela de Dashiell Hammett llevada al cine por John Huston en 1941, con un guión escrito por el propio director, y, por otro, La insoportable levedad del ser, novela de Milan Kundera llevada al cine por Philip Kaufman, con guión del propio Kaufman y del maestro Jean-Claude Carrière.

Luego, para cerrar, dos cintas en las que, partiendo de obras narrativas anteriores, he trabajado en su adaptación cinematográfica: primero Regreso a Ítaca (2014), inspirada en un episodio de La novela de mi vida, dirigida por Laurent Cantet (2015) y premiada en Venecia y Biarritz y, para cerrar, Vientos de La Habana, versión de la novela Vientos de cuaresma, dirigida por Félix Viscarret, película que abre la serie “Cuatro Estaciones en La Habana”, ganadora del Premio Platino a la mejor miniserie iberoamericana del año 2016.

Estructura y contenido del curso.

El curso se divide en cuatro encuentros virtuales de dos horas cada uno. Previo a cada encuentro los asistentes deben visionar la película que será analizada y, si es posible, haber leído la obra en la que se inspira.

Clase 1.

¿Qué es el guión de cine? Características estéticas y técnicas del guión.

¿Qué es la novela? Peculiaridades del género narrativo mayor.

La adaptación de novelas al cine a través de la historia.

Relaciones entre cine y literatura.

Los escritores y el cine.

Comentarios sobre la adaptación al cine de El halcón maltés.

Clase 2.

Análisis de la adaptación cinematográfica de El halcón maltés: la fidelidad del guión al texto narrativo previo.

Comentarios sobre diversas obras literarias llevadas al cine. Éxitos y fracasos.

La novela latinoamericana y el cine.

Análisis de La insoportable levedad del ser: la imprescindible y creadora transformación de un material novelesco difícilmente adaptable al cine y el éxito de los guionistas en su traslado al lenguaje audiovisual.

Clase 3.

Historia de una novela: La novela de mi vida (2001).

Historia de una película: Regreso a Ítaca (2014).

La realidad y la ficción.

La censura y sus recursos.

El arte como condensación de una realidad.

Clase 4.

El cine y la novela policial. El cine negro.

El cine negro latinoamericano: comentarios sobre El secreto de tus ojos, de

Juan José Campanella sobre la novela de Eduardo Sachieri. Otros ejemplos.

Un noir caribeño: “Cuatro estaciones en La Habana”.

¿Quién es Mario Conde?

Mario Conde en el cine: Vientos de La Habana. Análisis de la película.

Comentarios finales del curso:

-La importancia de la historia.

-El tránsito difícil de la novela al cine.

-El autor frente a su obra.

-Y… ¿El hombre que amaba a los perros llevada al cine?

Duración Taller: 4 Sesiones de 2:00hrs aprox.

Fechas y Horarios Sesiones:

Clase 1: Viernes 16 de octubre de 20:00 a 22:00 hrs (Chile)

Clase 2: Lunes 19 de octubre de 20:00 a 22:00 hrs (Chile)

Clase 3: Miércoles 21 de octubre de 20:00 a 22:00 hrs (Chile)

Clase 4: Viernes 23 de octubre de 20:00 a 22:00 hrs (Chile)

$260.000,00 (Pesos Colombianos)

Este producto no está disponible. Puedes enviarnos una consulta al respecto.

Importante * Clases Online y en vivo, por lo cual requieres un computador con wi-fi y la aplicación Zoom Meetings instalada.
* La sesión en Zoom se abrirá 20 minutos antes del taller para las personas que quieran conectarse con tiempo.
* Mínimo de personas por taller: 20 (si no logramos las 20 inscripciones, el cupón se reserva para una nueva fecha sugerida)
* Este taller es de alta convocatoria con un cupo de máximo 300 personas, lo cual podría limitar la interacción de los participantes con el tallerista durante el desarrollo de las sesiones.
* El formato del Taller es Online y en Directo, por lo que no se considera el envío de la grabación del Taller a los participantes.
* Talleres de Bolsillo no se responsabiliza por la calidad de señal de internet del usuario y los problemas que ello pueda causar en el transcurso del taller.